Intensivos pediátricos moviliza un equipo de dos hospitales de Madrid y Málaga para un traslado con ECMO

Un equipo de intensivistas pediátricos del HUBU ha conseguido un hito médico,
técnico y humano al coordinar un grupo de profesionales del hospital 12 de
Octubre y Regional Universitario de Málaga para trasladar a un niño conectado
a ECMO (sistema de circulación extracorpórea).
El paciente, que no tenía patología previa, presentaba una infección que cursó
de forma anormalmente rápida hasta provocar una insuficiencia respiratoria
que no respondía a las terapias de las que dispone la UCI pediátrica. Una vez
agotados todos los recursos, se valoró la posibilidad de conectarle a un
dispositivo ECMO, que permite realizar las funciones circulatoria y respiratoria
de manera extracorpórea hasta que el organismo recupera su capacidad.
Se trata de un dispositivo de altísima especialización con el que solo cuentan los centros con cirugía cardiaca infantil. La alta complejidad de su manejo requiere una
pericia ligada al volumen de pacientes que pueden beneficiarse de ella y que, en el
caso de la población pediátrica, son pocos.
El Dr. Fernando Gómez (en la imagen junto a la Dra. Ana Calabuig, residente de
Pediatría que participó en el proceso) se puso en contacto con la Dra. Sylvia Belda,
intensivista del 12 de Octubre, y experta en este tipo de traslados. La noche del
lunes se determinó la necesidad de coordinar un equipo (técnico y humano) y
empezaron los contactos con diferentes centros: unos podían prestar el dispositivo,
pero no contaban con personal que en ese momento pudiera trasladarse a Burgos.
Finalmente se consiguió que el dispositivo viajara desde el 12 de Octubre, y el
equipo humano (compuesto por un cirujano pediátrico, un perfusionista, dos
enfermeras con experiencia en ECMO y un intensivista pediátrico) desde el Hospital
Regional Universitario de Málaga. Una ambulancia Sacyl les recogió en Barajas la
mañana del miércoles, y otra trasladó a la Dra. Belda, que viajaba junto con el
dispositivo ECMO. La intervención para conectar al paciente a la máquina comenzó
a las 12:30 de la mañana, y pasadas las 17h salieron hacia Madrid, escoltados por la
Policía de Burgos y la Guardia Civil, cuya intervención fue esencial para asegurar la
estabilidad del vehículo durante el traslado.
El paciente se mantiene estable en la UCI pediátrica del Hospital 12 de Octubre y,
aunque sigue en situación crítica, se confía en su recuperación. Su caso ha
demostrado la capacidad de un grupo de profesionales del HUBU para movilizar a
compañeros de dos hospitales diferentes, cuyas distancias suman más de 1.000
kilómetros, para organizar un despliegue contrarreloj del que se sienten
profundamente agradecidos.

Noticia en prensa: https://elpais.com/espana/andalucia/2022-10-25/como-se-movilizaron-por-w...